Consejos para solucionar el problema de la piel grasa

Tener la piel grasa es una de las peores cosas que podemos tener en nuestra piel, no solo por los efectos que lo puede producir en la salud de nuestra piel sino también porque la grasa produce un vago efecto sobre nuestra estética y sobre nuestro aspecto exterior. Por eso, si tenemos un problema de piel grasa, debemos seguir una serie de consejos y de pasos para conseguir reducir e incluso hacer desaparecer toda esa grasa que nos sobra en la piel, eso sí, sin llegar a resecarla ya que esto también puede producir otros efectos adversos.

Para empezar lo que debemos hacer es lavar nuestra cara al menos dos veces al día, ya que la cara es uno de los lugares en cuya piel acumulamos una mayor cantidad de grasa. Para hacerlo de manera correcta debemos elegir un jabón que no reseque demasiado y que sirva para suavizar nuestra piel y eliminar el exceso de grasa. Además del jabón adecuado, es importante que utilicemos agua fría en lugar de caliente ya que así limpiaremos las células muertas y reactivaremos nuestros poros, de manera que se eliminará la grasa excesiva.

Nunca debemos utilizar jabones fuertes ni maquillajes, cremas o cosméticos que entre sus componentes principales tengan aceite o cualquier tipo de material o producto similar ya que el uso de este tipo de productos puede producir acné, manchas y otro tipo de heridas a consecuencia del exceso de grasa en nuestra piel. Asimismo, es necesario que vigilemos todo lo que comemos ya que una dieta equilibrada y el ejercicio es esencial para nuestra salud y también para mantener nuestra piel suave y tersa sin sequedad o exceso de grasa, manteniendo una hidratación ideal.

Consejos para solucionar el problema de piel seca

Cuidar nuestra piel es algo que debemos hacer de manera seguida y continuada ya que si no tomamos las medidas y precauciones oportunas ya que si no lo hacemos corremos el riego de que nuestra piel sufra los efectos de nuestro descuido y pueda verse aún más deteriorada y envejecida que lo que debería estar. Uno de los mayores problemas de nuestra piel es su sequedad. Podemos poner remedio a la piel seca con apenas unos consejos y cuidados diarios.

Para empezar, podemos seguir uno de los consejos más básicos y esenciales para evitar tener nuestra piel seca (y todos los problemas que ello conlleva). Ese primer consejo es darse una ducha diaria. Que sí, que puede parecer algo verdaderamente obvio, pero no todo el mundo sabe que darse un baño todos los días nos ayuda a mantener la hidratación correcta de nuestra piel. Eso sí, no debemos utilizar agua ni muy fría ni muy caliente, ni excedernos de un tiempo máximo de 10 minutos, ya que lo contrario favorecería la sequedad de la piel.

Otro consejo que debemos seguir en el caso de las chicas es que es necesario utilizar cosméticos suaves adaptados concretamente a nuestro tipo de piel, y que estos cosméticos no contengan ningún tipo de aceites, alcohol o perfumes innecesarios.

En cuanto al tema de la hidratación es esencial mantener la piel hidratada para evitar así la sequedad. Para ello podemos utilizar diversos tipos de cremas, así como protectores solares, ya que los rayos del sol son nocivos para nuestra piel. Y siempre que sea posible, debemos utilizar bálsamo labial para mantener la buena salud de nuestros labios. Siguiendo algunos de estos consejos conseguiremos una piel hidratada lejos de la sequedad.

Como tener un pelo sano y sedoso

Basta con hacer un rápido sondeo entre la población sobre todo femenina para saber que el cabello es una de las partes de su cuerpo que más valoran, aunque es cierto que en los últimos años esto ha dejado de ser un tema exclusivamente femenino ya que cada vez son más los hombres que confiesan que cuidan su pelo de forma diaria. Basándose en esto, no es de extrañar que cada vez sean más las personas que buscan una manera natural, cómoda, y fácil de tener un pelo sano, suave y sedoso con el que consigan hacer todos los peinados y movimientos que se propongan.

Nuestros trucos para un pelo sano

Uno de los mejores trucos para mantener un pelo sano y sedoso es utilizar acondicionador en cada lavado. Lo aplicamos una vez que hayamos lavado nuestro pelo con el champú y utilizamos un peina de cerdas de jabalí para desenredar nuestro cabello y suavizarlo por completo. Esto se consigue gracias a la acción de los lubricantes que contiene el acondicionador, lo que hace que se suavicen cada uno de los folículos de nuestro cabello y lo hagan lucir suave y sedoso.

Uno de los trucos que podemos seguir para conseguir un brillo mayor en nuestro pelo es utilizar agua fría en lugar de agua caliente a la hora de enjuagar tanto el champú como el acondicionador de nuestro cabello. Esto servirá para alisar la caticula de nuestro cabello, lo que hará que pase la luz con mayor facilidad y aumentará el brillo natural de nuestro cabello.

Y si tenemos un pelo seco y sin vida y queremos darle una mayor vitalidad, la mejor opción de la que disponemos es seguir un tratamiento rejuvenecer a base de aceite de oliva, que nos ayudará a acondicionar nuestro pelo de manera profunda y radical. Para ello calentamos un poco de aceite sin que queme mucho y la aplicamos en nuestro pelo con suaves masajes. Luego calentamos una toalla humedecida y escurrida previamente, durante un par de segundos en el microondas y la colocamos en nuestra cabeza durante 20 minutos y enjuagamos nuestro pelo con agua fría.

Vitamina C para la piel: el limón en sesiones de belleza

Seguro que todos hemos oído alguna vez en nuestra vida aquello de que cada alimento o fruta tiene unas propiedades diferentes que hacen efecto en nuestro cuerpo de una u otra manera. Pues bien, hoy hablaremos de las propiedades que uno de los cítricos, el limón, puede tener sobre nosotros y los usos que podemos darle a este cítrico en nuestras sesiones de belleza. Gracias a los tratamientos que se pueden hacer con el limón y a las grandes propiedades que tiene la vitamina C para la piel podremos obtener los mejores resultados sin gastar mucho dinero.

Cómo aprovechar la vitamina C para la piel

Uno de los usos que podemos hacer del limón es aprovechar sus propiedades para luchar contra las arrugas y los signos de la edad. Para luchar y reducir nuestras arrugas, lo que tenemos que hacer es mezclar dos cucharadas de limón con una de azúcar y aplicar esta pasta en nuestro rostro, dejándola actuar durante unos 10 minutos, que es el tiempo necesario para que los ácidos del azúcar y la vitamina C del limón ayuden a remover las células muertas de nuestra piel.

Otro de los usos que podemos darle al limón durante nuestras sesiones de belleza tiene que ver sobre todo con sus propiedades para reducir nuestras ojeras así como para realizar una limpieza profunda de nuestra piel. Seguro que todos nosotros hemos pasado una mala noche en algún momento de nuestra vida, cuya repercusión directa son las ojeras de la mañana siguiente. Pero que no cunda el pánico, que exprimiendo el zumo de un limón y añadiendo unas rodajas de pepino en ese zumo podremos hacer que desaparezcan. Basta con poner las rodajas de pepino impregnadas de zumo de limón sobre nuestros ojos. Así reduciremos nuestras ojeras.

Las mejores propiedades curativas de la cebolla

La cebolla es eso que seguro que todos nosotros (o al menos la gran mayoría) odiamos a la hora de cocinar solo por el mero hecho de que basta con meter la punta del cuchillo o quitarle un poco de la piel que la recubre para que su olor y los juegos que libera nos hagan llorar como una verdadera magdalena. Sin embargo, más allá del hecho de que la cebolla nos haga llorar a lágrima viva sin razón aparente, se trata de uno de los alimentos con mayores propiedades curativas y uno de los más recomendamos en las sesiones de belleza.

Gracias a la cebolla podremos tener una piel mucho más suave, hidratada y rejuvenecida. Además, gracias a las diversas propiedades de la cebolla podremos también solucionar problemas como la caída del cabello, problemas respiratorios o algunas alergias.

Todas estas propiedades vienen dadas gracias en parte a la cantidad de vitaminas que posee, ya que la cebolla es rica en vitaminas A, B1, C y E, que son algunas de las vitaminas empleadas como antioxidantes y como una buena forma de rejuvenecer gracias a estos antioxidantes. Además, mantiene nuestro cuerpo en las condiciones óptimas de nutrición gracias a los minerales que la componen, como el calcio, el magnesio, el hierro o el azufre.

Lo mejor que podemos hacer para beneficiarnos de todas las propiedades que ofrece la cebolla es comerla a menudo. Eso sí, ya sea en ensalada o en cualquier tipo de comida, lo mejor que podemos hacer es comer la cebolla cruda, en su estado natural, para no mermar sus propiedades. Además, en sesiones de belleza también podemos utilizar el jugo de la cebolla para extraer todas sus vitaminas y minerales y aplicarlos directamente sobre nuestra piel

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline