Como tener un pelo sano y sedoso

Basta con hacer un rápido sondeo entre la población sobre todo femenina para saber que el cabello es una de las partes de su cuerpo que más valoran, aunque es cierto que en los últimos años esto ha dejado de ser un tema exclusivamente femenino ya que cada vez son más los hombres que confiesan que cuidan su pelo de forma diaria. Basándose en esto, no es de extrañar que cada vez sean más las personas que buscan una manera natural, cómoda, y fácil de tener un pelo sano, suave y sedoso con el que consigan hacer todos los peinados y movimientos que se propongan.

Nuestros trucos para un pelo sano

Uno de los mejores trucos para mantener un pelo sano y sedoso es utilizar acondicionador en cada lavado. Lo aplicamos una vez que hayamos lavado nuestro pelo con el champú y utilizamos un peina de cerdas de jabalí para desenredar nuestro cabello y suavizarlo por completo. Esto se consigue gracias a la acción de los lubricantes que contiene el acondicionador, lo que hace que se suavicen cada uno de los folículos de nuestro cabello y lo hagan lucir suave y sedoso.

Uno de los trucos que podemos seguir para conseguir un brillo mayor en nuestro pelo es utilizar agua fría en lugar de agua caliente a la hora de enjuagar tanto el champú como el acondicionador de nuestro cabello. Esto servirá para alisar la caticula de nuestro cabello, lo que hará que pase la luz con mayor facilidad y aumentará el brillo natural de nuestro cabello.

Y si tenemos un pelo seco y sin vida y queremos darle una mayor vitalidad, la mejor opción de la que disponemos es seguir un tratamiento rejuvenecer a base de aceite de oliva, que nos ayudará a acondicionar nuestro pelo de manera profunda y radical. Para ello calentamos un poco de aceite sin que queme mucho y la aplicamos en nuestro pelo con suaves masajes. Luego calentamos una toalla humedecida y escurrida previamente, durante un par de segundos en el microondas y la colocamos en nuestra cabeza durante 20 minutos y enjuagamos nuestro pelo con agua fría.

Vitamina C para la piel: el limón en sesiones de belleza

Seguro que todos hemos oído alguna vez en nuestra vida aquello de que cada alimento o fruta tiene unas propiedades diferentes que hacen efecto en nuestro cuerpo de una u otra manera. Pues bien, hoy hablaremos de las propiedades que uno de los cítricos, el limón, puede tener sobre nosotros y los usos que podemos darle a este cítrico en nuestras sesiones de belleza. Gracias a los tratamientos que se pueden hacer con el limón y a las grandes propiedades que tiene la vitamina C para la piel podremos obtener los mejores resultados sin gastar mucho dinero.

Cómo aprovechar la vitamina C para la piel

Uno de los usos que podemos hacer del limón es aprovechar sus propiedades para luchar contra las arrugas y los signos de la edad. Para luchar y reducir nuestras arrugas, lo que tenemos que hacer es mezclar dos cucharadas de limón con una de azúcar y aplicar esta pasta en nuestro rostro, dejándola actuar durante unos 10 minutos, que es el tiempo necesario para que los ácidos del azúcar y la vitamina C del limón ayuden a remover las células muertas de nuestra piel.

Otro de los usos que podemos darle al limón durante nuestras sesiones de belleza tiene que ver sobre todo con sus propiedades para reducir nuestras ojeras así como para realizar una limpieza profunda de nuestra piel. Seguro que todos nosotros hemos pasado una mala noche en algún momento de nuestra vida, cuya repercusión directa son las ojeras de la mañana siguiente. Pero que no cunda el pánico, que exprimiendo el zumo de un limón y añadiendo unas rodajas de pepino en ese zumo podremos hacer que desaparezcan. Basta con poner las rodajas de pepino impregnadas de zumo de limón sobre nuestros ojos. Así reduciremos nuestras ojeras.

Las mejores propiedades curativas de la cebolla

La cebolla es eso que seguro que todos nosotros (o al menos la gran mayoría) odiamos a la hora de cocinar solo por el mero hecho de que basta con meter la punta del cuchillo o quitarle un poco de la piel que la recubre para que su olor y los juegos que libera nos hagan llorar como una verdadera magdalena. Sin embargo, más allá del hecho de que la cebolla nos haga llorar a lágrima viva sin razón aparente, se trata de uno de los alimentos con mayores propiedades curativas y uno de los más recomendamos en las sesiones de belleza.

Gracias a la cebolla podremos tener una piel mucho más suave, hidratada y rejuvenecida. Además, gracias a las diversas propiedades de la cebolla podremos también solucionar problemas como la caída del cabello, problemas respiratorios o algunas alergias.

Todas estas propiedades vienen dadas gracias en parte a la cantidad de vitaminas que posee, ya que la cebolla es rica en vitaminas A, B1, C y E, que son algunas de las vitaminas empleadas como antioxidantes y como una buena forma de rejuvenecer gracias a estos antioxidantes. Además, mantiene nuestro cuerpo en las condiciones óptimas de nutrición gracias a los minerales que la componen, como el calcio, el magnesio, el hierro o el azufre.

Lo mejor que podemos hacer para beneficiarnos de todas las propiedades que ofrece la cebolla es comerla a menudo. Eso sí, ya sea en ensalada o en cualquier tipo de comida, lo mejor que podemos hacer es comer la cebolla cruda, en su estado natural, para no mermar sus propiedades. Además, en sesiones de belleza también podemos utilizar el jugo de la cebolla para extraer todas sus vitaminas y minerales y aplicarlos directamente sobre nuestra piel

Técnicas para borrar tatuajes

A lo largo de nuestra vida nos veremos en la obligación de tomar algunas decisiones que nos harán tomar un rumbo u otro según la situación en la que nos encontremos en cada momento. Cuando tenemos que tomar una decisión debemos tener claro que la mayoría de esas decisiones tendrán una repercusión en nuestra vida, por más pequeña que parezca, y entre esas decisiones está la de hacerse un tatuaje.

Cuando decidimos hacernos un tatuaje en alguna parte de nuestro cuerpo, debemos asegurarnos de que es el tatuaje correcto ya que se trata de algo permanente. O al menos lo era hasta ahora. Porque desde hace ya varios años se han desarrollado varias técnicas para borrar tatuajes de nuestra piel.

Aunque antes de decidirnos por alguna técnica para eliminar nuestro tatuaje, debemos tener claro que a veces esto puede resultar complicado, lo cierto es que la mayoría de las técnicas suelen ser bastante fiables.

Técnicas más comunes para borrar tatuajes

Una de esas técnicas es la eliminación de nuestro tatuaje por estiramiento de la piel, insertando una especie de globo bajo la piel para estirar los tejidos. Esta técnica solo vale para tatuajes muy pequeños y solo queda una pequeña cicatriz lineal.

La segunda técnica que podemos utilizar es la abrasión, que se caracteriza por raspar las diferentes capas de nuestra piel en la zona donde tenemos el tatuaje para eliminarlo por completo.

Pero si hay una técnica popular a la hora de quitar los tatuajes de nuestra piel es el láser, que se utiliza mediante la pulsación de luz. La parte negativa que tiene el técnica de eliminación mediante el láser es que suelen ser necesarias un gran número de sesiones, según el tamaño y las circunstancias del tatuaje, y además, entre cada una de las sesiones hay que esperar un mínimo de 6 semanas para que nuestra piel pueda expulsar el pigmento del tatuaje.

Masajes que nos ayudan a estar bien por dentro y por fuera

Nuestro ritmo de vida, el trabajo, las prisas, nuestros problemas familiares y otras muchas cosas suelen causar un gran estrés en nuestra vida y que por ello estemos más cansados y deprimidos. En base a eso es por lo que solemos buscar algunos métodos para quitarnos ese estrés de alguna forma. Una de las maneras más fáciles de hacer desaparecer ese estrés, o al menos parte de él, es que nos hagan un buen masaje de esos que nos quiten todo lo malo que tenemos.

La gran mayoría de nosotros solemos caer en la falsa creencia de que todos los masajes son relajantes. Es cierto que a priori este puede ser alguno de los más atractivos y apetecibles. Sin embargo nos quedamos cortos con la sola idea de un masaje relajante ya que hay muchos más que nos ayudan a estar bien por dentro y por fuera.

Algo más que masajes relajantes

Algunos de los más comunes son como ya hemos dicho el masaje relajante, que sirve para incitar nuestra relajación a través de movimientos suaves y con poca presión, y que se puede realizar en todas las partes del cuerpo (incluido el cuero cabelludo).

Le sigue muy de cerca en cuestión de popularidad el masaje descontracturante. Como su propio nombre indica, este tipo de masajes sirve para ayudarnos a hacer desaparecer esas incómodas y dolorosas contracturas de nuestros músculos. Este tipo de masaje puede ser algo doloroso en algunas ocasiones ya que se realiza mediante presión y estiramientos en la zona de la contractura. Sin embargo, tras el masaje quedaremos como nuevos.

El tercer tipo de masaje más común es el masaje deportivo, el cual se realiza para relajar la zona cargada por culpa de una actividad deportiva, sobre todo en piernas, brazos y espalda. Debe hacerse con movimientos rápidos y tratando de acabar con las posibles contracturas y sobrecargas.

SEO Powered by Platinum SEO from Techblissonline